Enero

Enero

Enero

miércoles, 28 de septiembre de 2016

11 curiosidades de los tiburones

Resultado de imagen para tiburones gif




11. Los gigantes y antiguos tiburones ballenas


Algunas especies de tiburones son muy, pero muy longevos. Un buen ejemplo de ello es el gigantesco tiburón ballena (Rhincodon typus), que tiene una esperanza de vida de entre 70 y hasta 100 años de promedio y que según se estima, habita la Tierra desde hace más de 60 millones de años. Además, no solo es el tiburón más grande que existe, sino también el pez existente más grande conocido.



10. El olfato de los tiburones


Es sabido que los tiburones se caracterizan por un sentido del olfato magistralmente desarrollado. De hecho, su olfato es tan poderoso que son capaces de detectar la ubicación exacta de una gota de sangre en una piscina de proporciones olímpicas.




9. El curioso tiburón de Groenlandia


Existen especies de tiburones sumamente curiosas y una de ellas es el tiburón de Groenlandia, también conocido como tiburón lento de Groenlandia. Se trata del más lento que existe, pero aún más curiosa es la forma en la que se alimentan, muy llamativa, puesto que se han encontrado restos de animales tan rápidos como osos polares o focas dentro de estómagos de tiburones lentos. Es que al ser tan lentos, su sigilo es insuperable y atrapan a sus presas en una sorpresiva trampa mortal. Además, como si fuera poco, se sabe que estos tiburones llegan a vivir más de 200 años.

Resultado de imagen para tiburones gif

8. Los tiburones no pueden parar de nadar


Suele decirse que los tiburones no pueden parar de nadar pues se hundirían de hacerlo. Por supuesto que suena tan raro como poco probable, pero así es. Los tiburones son lo que se dice flotantes negativos, algo que ocurre con los cuerpos que no alcanzan una fuerza de flotación que supere la fuerza de gravedad y por ende, en un medio como el marino, ese cuerpo se hunde. De este modo, si el tiburón deja de nadar y moverse constantemente en la dirección contraria, se hunde.


7. Mordiscos


Un ataque de un tiburón suele ser fatal y lógicamente, consta de mordiscos. Un dato curioso en relación con la cuestión es que cada año se registran muchísimos más ataques de mordiscos de humanos que de tiburones y por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, se registran 12 veces más ataques de mordiscos humanos que de tiburones alrededor del mundo entero.

Resultado de imagen para tiburones gif

6. Las probabilidades de que te ataque un tiburón


Existen más probabilidades de que mueras porque un coco caiga en tu cabeza de que mueras por el ataque de un tiburón. ¿Qué clase de personas calcula este tipo de probabilidades? Investigadores de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), una de las agencias científicas más importantes en cuanto al estudio de la atmósfera y la oceanografía.



5. Tiburones tigre: se comen entre sí desde el primer momento


Tan pronto como los tiburones tigre desarrollan sus dientes, en el embrión, se atacan y se comen los unos a los otros antes de salir de su progenitora.


4. ¿Cómo saber si un tiburón va a atacar?


Existe una forma de saber cuándo va a atacar un tiburón: según sus movimientos. En el instante previo a un ataque, un tiburón encorva la espalda, baja sus aletas pectorales y nada con marcados movimientos en zig zag. Ahí es cuando sabes que estás realmente en problemas y prefieres que un coco te caiga en la cabeza.


Resultado de imagen para tiburones gif
3. Un tiburón que puede acelerar más rápido que un Porsche


Se trata del tiburón mako o de aleta corta (Isurus oxyrinchus). Esta especie tiene una asombrosa velocidad que puede llegar a alcanzar arranques de punta de más de 124 km/h, acelerando más rápido que un automóvil de tipo Porsche y convirtiéndose en el animal más rápido bajo el agua conocido.


2. El tiburón zorro y su cola


Existe también una especie con una peculiar cola: el Alopias vulpinus, comúnmente conocido como tiburón zorro. Este tiburón tiene una similar a una suerte de látigo con la que golpean a sus presas, pueden aturdirlas e incluso enroscarlas para facilitar el ataque o bien agitarla para generar una distracción, básicamente muchas burbujas, para así escapar.



1. Tiburones que se clonan


Algunas especies de tiburones pueden clonarse naturalmente. Este fenómeno se conoce por el nombre de partenogénesis y en esencia les permite a las hembras reproducirse sin la ayuda de un macho. El caso mejor registrado ocurrió con un tiburón martillo del zoológico Henry Doorly, en Nebraska.